685 530 600 info@pilatesdan.com

PilatesLo que hace a Pilates es crear un núcleo y una columna vertebral más fuertes y flexibles.
Para cualquier corredor, la postura es clave, y debemos fortalecer los músculos para correr con armonía y estabilidad.

Cuando corremos, la columna lumbar recibe continuos impactos, que aunque son pequeños, repetidos una y otra vez y a largo plazo, llegan a causar fisuras en el cuerpo vertebral y daños en el anillo fibroso intervertebral (común en corredores de larga distancia).
Los corredores deben trabajar especialmente la musculatura profunda de la zona abdominal.
Estos son los beneficios de Pilates para quienes practican habitualmente estos ejercicios y que además les gusta correr:

1. Se mejora la alineación general del cuerpo.
2. Mejora la estabilidad escapular.
3. Mejora del balance y equilibrio.
4. Provee mayor flexibilidad.
5. Fortalece los músculos
6. Fortalecimiento mental para mejorar la capacidad de concentración tan importante en el momento competitivo, ya que Pilates es un ejercicio de mente-cuerpo.
7. Desarrollo de ritmo y secuencia de movimientos, mejora en la coordinación y control en los movimientos.
8. Mejora en capacidad aeróbica.
9. Desarrolla la habilidad de jugar con la gravedad para no sobrecargar los músculos.
10. Conciencia en la respiración correcta y profunda.
11. Desarrolla conciencia corporal entendiendo esta como fuerza mental y física.
12. Potencia la musculatura de la espalda de manera uniforme.
13. Alargar y alinea la columna vertebral, para una mejor estabilidad.
14. Amplía el diafragma, aumentando la oxigenación y la resistencia.
15. Aumenta la amplitud de movimiento en las caderas y los hombros.
16. Mejora la concentración a través de una respiración enfocada.
17. Proporciona una postura de carrera más vertical.
18. Ayuda a que los órganos se recuperen más rápido de las lesiones.
19. Permite correr de manera más eficiente en subidas, con una musculatura estabilizada, así como en bajadas, con una región ciática más fuerte y equilibrada.
20. Evita la tensión en cuello, cabeza y hombros, lo que disminuye la fatiga y evita correr con dolor.